PREGUNTAS FRECUENTES

Preguntas frecuentes sobre el Método Pilates

¿A quién va dirigido el Método Pilates?

El método Pilates va dirigido a cualquier persona; hombres y mujeres, jóvenes y mayores, deportistas y ejecutivos, independientemente de su edad o condición física; que quiera desarrollar su fuerza y flexibilidad de forma armónica y equilibrada.

Es el entrenamiento ideal para todos ya que los ejercicios se adaptan a las necesidades y características de cada alumno, facilitando así alcanzar una armonía y equilibrio muscular óptimos.

Indicado entre otros para quienes llevan vidas sedentarias o que encuentran aburrido el gimnasio, para deportistas que quieran mejorar en la práctica de su deporte, para mujeres embarazadas, para la recuperación despues del parto.

Pero sobre todo la práctica de Pilates de forma constante es la mejor forma de mantener el cuerpo y la mente sanos y una excelente ayuda para prevenir futuros dolores y molestias.

En manos de profesionales de la salud o fisioterapeutas ha demostrado ser una herramienta muy eficaz para la rehabilitación de algunas lesiones y recuperar la buena forma física.

¿Qué hace al Método Pilates diferente?

Joseph H. Pilates creyó que el ejercicio idóneo ante todo comienza con un análisis correcto del cuerpo. El definió su propio método como “Contrología”, pensaba que es más eficaz realizar un ejercicio controlado con pocas repeticiones pero con gran precisión. Calidad frente a cantidad. Esto lo diferencia de otros sistemas de entrenamiento. A diferencia de los típicos ejercicios de musculación, Pilates trabaja tonicidad y estiramiento en una misma proporción. Es un trabajo global y funcional, se trabaja todo el cuerpo equilibradamente manteniendo la mente atenta con la ayuda de una respiración consciente y controlada, nos reeduca para los movimientos más frecuentes de la vida diaria y el mantenimiento de una buena postura corporal.

Las sesiones se realizan bajo la supervisión constante de un instructor que adapta los ejercicios a las necesidades particulares de cada persona.

¿Cuáles son su ventajas?

Actividades físicas y diarias como el footing, la gimnasia, los deportes de equipo, el baile o el ejercicio en una sala de musculación, refuerzan algunos músculos, pero dejan otros poco desarrollados. El desequilibrio muscular pasa por lo general inadvertido, pero puede ser una fuente de fatiga, incomodidad, dolor o incluso inmovilidad. En contrapartida con Pilates, el trabajo controlado con el énfasis en la respiración, hace que los participantes se sientan reanimados, no agotados.

Los músculos voluminosos no son sinónimo de fuerza, el Método Pilates estimula el desarrollo de los músculos de manera armónica y equilibrada, consiguiendo músculos alargados y definidos, fuertes y elásticos. Se trabaja desde la musculatura más profunda a la más superficial de un modo equilibrado. Se desarrolla la musculatura uniformemente, concentrándose en el trabajo desde el “centro del cuerpo”. En primer lugar se trabaja la musculatura abdominal, los glúteos y los músculos de la espalda, ya que esta musculatura es la que nos proporciona el soporte desde donde trabajar adecuadamente el resto del cuerpo. Sin tensión para las articulaciones.

Es un ejercicio excelente para mantener la columna vertebral sana y flexible.

Ejercita el cuerpo sin tensión para el corazón ni los órganos internos y desarrolla la fuerza y la ligereza.

Una buena postura es una mejor vida.

¿Ayuda el Método Pilates a combatir el estrés y la fatiga?

Practicar ejercicio libera endorfinas

El estrés y la fatiga son el resultado de una postura incorrecta y de innumerables desequilibrios corporales. El método Pilates va dirigido a mejorar estos aspectos negativos.

Llevo mucho tiempo sin realizar ejercicio. ¿Me resultará muy duro la práctica del Método Pilates?

El monitor adapta la intensidad de cada ejercicio a las características físicas de cada persona, tanto en tu caso como en el de un deportista acostumbrado a realizar grandes esfuerzos.

Pueden las embarazadas practicar el Método Pilates?. ¿Qué beneficios me ofrece la práctica de Pilates tanto antes como después del parto?

El Método Pilates es un excelente ejercicio pre-parto y post-parto. Prepara el cuerpo para los cambios que se producen durante los nueve meses de embarazo y lo conserva flexible y fuerte durante el mismo. Previene y mejora las molestias que acompañan al proceso, como el dolor de espalda o la ciática, mejora la circulación y te ayuda a prepararte para el parto y la lactancia, favovorece una más rápida recuperación.

Si ya has practicado el método con anterioridad o lo estas practicando en el momento de quedarte embarazada, estaría indicado seguir con el entrenamiento habitual, siempre y cuando tu médico no lo desaconseje. En el caso de que nunca hayas practicado Pilates es recomendable que esperes al tercer mes de embarazo y práctiques en un grupo especial de embarazo, una opción muy recomendable es tomar clases individuales.

Después de dar a luz es un momento ideal para comenzar a entrenar, te ayudará a recuperar la forma física y reestablecer toda la musculatura abdominal y del suelo pélvico.

¿Con qué frecuencia debo practicar el Método?

Para una eficacia óptima, se recomiendan de 2 a 3 sesiones por semana, variando en función de la disponibilidad, objetivos y estado de salud de cada persona.

¿Puedo perder peso realizando el Método Pilates?

La práctica del Método Pilates resulta eficaz a la hora de adelgazar, ya que fortalece la musculatura alargándola. Practicando estos ejercicios se afina la cintura, se alargan las piernas y se moldean los glúteos. Una vez que eres experto en la realización de los ejercicios, se realizan a un ritmo más rápido, con lo que el Método Pilates proporciona un entrenamiento aeróbico y cardiovascular que ayuda a perder peso. También equilibra y armoniza el funcionamiento del cuerpo humano a todos los niveles y quienes lo practican conservan su peso óptimo de manera natural. Aún así, es recomendable combinarlo con unos hábitos de vida saludables, como llevar una dieta equilibrada y realizar algún ejercicio aeróbico o andar.

Tengo una hernia discal y sufro de constantes dolores de espalda. ¿Puede el Método Pilates mejorar mi sintomatología?

Por supuesto. Su práctica disminuye la presión sobre los discos intervertebrales y esto reduce la compresión nerviosa y con ello el dolor.

Pilates como salud

Los motivos pueden ser la salud en general, el entrenamiento físico y deportivo o la Terapia postural. Cuando el método Pilates es practicado de manera regular, abarca todos los aspectos de la salud tanto a nivel físico como mental.

Practicando el Método Pilates se logra aliviar el dolor de espalda, controlar desórdenes alimenticios y los provocados por el estrés, aumentar la flexibilidad de los músculos y articulaciones, alargar y fortalecer el cuerpo, corregir la postura trabajando la coordinación, el equilibrio y la alineación, ayudar a curar el tejido dañado, estimular el sistema circulatorio, ayudar a prevenir la osteoporosis, oxigenar la sangre, mejorar el sistema inmunitario desarrollando gran resistencia a enfermedades, dormir mejor, aumentar la fortaleza física y mental y la confianza en uno mismo, sobrellevar la depresión, aumentar la memoria, aliviar los dolores provocados por la artritis, reducir el riesgo de desarrollar cáncer y enfermedades vasculares.

¿Se necesita alguna formación para enseñar el Método Pilates?

Sí. Es necesario haber recibido una completa formación antes de comenzar la práctica de esta enseñanza. Todos los monitores que imparten sesiones en este centro han sido formados en el Método Pilates y reciclan sus conocimientos continuamente.

“Si tu columna no es flexible a los 30 años, eres viejo. Si tu columna es flexible a los 60 años, eres joven”. Joseph H. Pilates.

¿En qué se diferencian el Método Pilates y el Yoga?

El método Pilates no es Yoga, pero tampoco es la típica clase de gimnasia localizada. Es una mezcla de ambos. El Yoga relaciona la mente y el cuerpo, mejora la fuerza, la flexibilidad, la postura, la respiración, etc. Tiene un importante acercamiento con un elemento espiritual, con el objetivo de preparar al cuerpo para la meditación. En cambio, Pilates no tiene ningún tipo de relación con temas espirituales ni con actividades de meditación. En cuanto a su relación con otras clases de gimnasia se diferencia en que los ejercicios no se trabajan en forma aislada uno de otro, sino en forma conjunta, tal que las extremidades se muevan en toda su extensión.

Requiere una profunda atención y realización de los movimientos de forma concentrada, con precisión y fluidez. Los ejercicios están organizados secuencialmente, cada uno de ellos está relacionado al anterior y vinculado al siguiente.

El yoga es un arte, una ciencia y una filosofía.
Afecta a todos los niveles de la vida humana,
tanto físico, como mental y espiritual.

Preguntas frecuentes sobre Yoga

¿Es el yoga ejercicio aeróbico?

Para algunos si. El ejercicio aeróbico es simplemente el ejercicio que mejora la oxigenación de la sangre con un ritmo cardíaco creciente y una respiración más profunda. El yoga puede hacer eso, especialmente estilos tales como Astanga y ViniYoga, en las secuencias que tengan un foco fuerte en el flujo de una postura a otra.

¿Qué es el Om?

Om, “Aum deletreado,” es un sonido hindú sagrado que simboliza el absoluto. Se utiliza a menudo como mantra durante la meditación. Aunque algunos lo pronuncian de manera errónea “aum”.

¿Cuántas veces a la semana debo hacer yoga y por cuánto tiempo?

La mayoría de las escuelas hacen sesiones de practica que duran entre 60-90 minutos. Si usted puede hacer eso diario es mucho mejor, pero sino, intente practicando algunos días a la semana, incluyendo una clase o dos, y completar con sesiones más cortas los días en que no tiene tanto tiempo. Cualquier yoga es mejor que ningún yoga, y 20 a 30 minutos al día son mejores que 90 minutos una vez por semana.

Veo que hay tan muchos tipos del yoga. ¿Cómo sé qué estilo me es el más beneficioso?

Compruebe en esta la página de los principales tipos del yoga para ver unas breves descripciones de ellos. Aunque lo mejor que se puede hacer es muestrear las clases de diversos estilos e ir con el profesor que usted se sienta más cómodo. El profesor es más importante que el estilo y lo más importante es empezar y mantenerse.

Empieza a Cuidarte !Llámanos y Obtén tu Oferta!