practicar pilates madrid centroTodos hemos sufrido en nuestro cuerpo las consecuencias de cometer errores a la hora de empezar a practicar un nuevo deporte. Estos fallos se solucionan con el tiempo o con la ayuda de los compañeros o monitores que tenemos a nuestra disposición y que tienen mucha más experiencia en el desarrollo de la actividad.

Los errores más comunes que suelen cometerse a la hora de practicar Pilates son los siguientes:

  1. Forzar el cuerpo por encima del nivel recomendable. Desde el punto de vista óptimo no es necesario forzar el cuerpo hasta sentir dolor sino adaptar los distintos ejercicios a tus necesidades o capacidad física. Un exceso de confianza puede originar lesiones musculares (ya sean leves como las contracturas o más graves como pequeñas roturas de fibras).
  2. Controlar la respiración, no es un curso de submarinismo. Un error de principiante bastante común es el mantener la respiración durante toda la ejecución del ejercicio, cosa nada recomendable puesto que uno de los preceptos del método Pilates es aprender a controlar la respiración. Joseph Pilates otorgaba una gran relevancia a mantener una pureza en el flujo sanguíneo controlando la respiración.
  3. Alineación postural, los pies en la misma dirección que las rodillas. Para conseguir una perfecta ejecución en el estiramiento muscular la posición de los pies es de suma importancia.
  4. Mirada al horizonte, el suelo no tiene nada de interesante. Aplicando el mismo concepto de la alineación de los pies nos encontramos con otro error común en la posición de los hombros en su alineación con la cadera. Con esto conseguimos mantener la columna vertebral recta durante la realización de los ejercicios aliviando presión sobre la espalda.
  5. Control y precisión. Hay que evitar movimientos bruscos o espasmódicos. Pilates recomendaba ejercitarse siempre de manera suave y gradual. Para obtener beneficios de la práctica del método hay que seguir las instrucciones para realizar los ejercicios.

Estos son solo algunos pequeños consejos para que no parezcas un novato en tu grupo de practicar Pilates pero lo más importante es aprender y dejarte aconsejar por los monitores que valorarán tu cuerpo y conducirán tu evolución por los cauces adecuados.