gimnasia abdominal hipopresiva core pilates madrid centro

Después de ese momento único en la vida que es el parto, el cuerpo sufre una serie de cambios físicos, hormonales y de salud que pueden influir en el aspecto estético. Para ello es recomendable no dejar que nuestra autoestima baje y plantear una serie de ejercicios que consigan que nuestra confianza mejore.

En las semanas posteriores al parto está contraindicado los ejercicicios bruscos e intensos. Lo mejor es consultar con un especialista deportivo a ser posible especializados en maternidad para que nos aconsejen la mejor rutina para nuestro caso particular. Muchos de estos profesionales se decantan por los ejercicios hipopresivos y los famosos ejercicios de Kegel ya que no suponen un esfuerzo intenso y se pueden empezar a practicar los días posteriores al parto.

Gimnasia Abdominal Hipopresiva

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva es una técnica desarrollada por el fisioterapeuta belga Marcel Caufriez, que desde los años 80 se emplea con gran éxito en la recuperación de suelo pélvico, y como herramienta de tonificación abdominal, mejorando de la postura corporal cuando hay hipotonía abdominal.

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel o ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo, son unos ejercicios destinados a fortalecer los músculos pélvicos. También están recomendados para evitar alteraciones comunes como la incontinencia urinaria o también para facilitar el parto. En el campo sexual son los ejercicios que hay que practicar para obtener buenos resultados a la hora de conseguir mayor placer sexual.

Los ejercicios de Kegel se idearon para controlar la incontinencia urinaria de la mujer tras el parto. El propósito de los ejercicios es fortalecer los músculos de la zona pélvica y mejorar la función del esfínter uretral o rectal. El éxito de los ejercicios de Kegel dependen de la práctica apropiada de la técnica y un disciplinario cumplimiento del programa de ejercicios.

​Beneficios de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva y Kegel

Reduce la cintura
Reducen la cintura pues contrae la faja abdominal de forma no voluntaria. Estos ejercicios logran que la barriga entre sola sin que hagas ningún esfuerzo para esconderla. Esto aumenta el tono de reposo de tu faja abdominal. En relajación te verás con un abdomen más plano y duro. La barriga que te observas por la mañana desaparecerá.

Disminuye el dolor de espalda
Hacen que las vértebras se separen y que sean descomprimidas por la disminución de la presión de manera que las lumbalgias, dorsalgias y otras molestias de la espalda disminuyen o desaparecen.

Esto es debido a la reeducación postural y que gracias a que tenemos más tono en el abdomen, cargamos peso en el (por así decirlo) y dejamos libre de peso a la espalda.

Mejora la función sexual
El aumento del riego sanguíneo y el aumento de sensaciones en la zona genital aumentan el deseo, las sensaciones y el control en todo lo referido con el sexo.

Aumenta el rendimiento deportivo
La mejora de la musculatura respiratoria, el aumento de glóbulos rojos, la mejora postural y biomecánica provoca un gran aumento del rendimiento deportivo.

Disminución de efectos tras cesárea. Ayudan a disminuir cicatrices internas.

Ayuda a prevenir la depresión posparto.

Fuentes: Wikipedia, MujerHoy y Core Pilates Energy Center